Sarraceno:
Nutricio, depurativo y prebiótico

Es uno de los cultivos más antiguos de la humanidad.
Originario de Asia, se expandió velozmente por su rusticidad y adaptación a las condiciones más extremas.
Sin embargo, luego fue desplazado por el avance del trigo y el maíz, quedando limitado a etnias y regiones específicas.
Hoy se lo vuelve a valorizar por sus excelentes propiedades, por ser un cultivo eminentemente orgánico y por prestarse a una alimentación fisiológica a través del
germinado. Este pseudo cereal no contiene gluten, es rico en hidratos de carbono complejos, tiene un índice proteico superior a los demás cereales y legumbres, aporta vitaminas, fosfolípidos, minerales y fibra prebiótica.

Descargar: El antiguo grano Sarraceno